je t’aime

 

Es como si el destino hubiese conspirado para que la vida nos vuelva a unir, y a veces no tengo palabras para expresar todo este amor que tengo por dentro, de todo lo que hiciste para sanarme, para esperarme…  Y acá estás llenando cada espacio de mi ser, enseñándome nuevamente a quererme como mujer y como persona, creciendo los dos juntos, paso a paso, respetándonos y amándonos con toda la fuerza que el amor tiene preparado para nosotros.

No fue rápido, esto ya estaba escrito.

Sufrí tanto que me negaba a volver a confiar en alguien nuevamente, sufrí tanto que me rehusaba a volver a sentir amor. No es que tenia miedo… es que esta vez, prefería no equivocarme.
Y hoy puedo decir que con todo lo que me haz brindado, puedo amarte con cada fibra de mi ser; hoy por hoy estoy segura que sos mi gran amor porque te ganaste ese lugar..
Me das paz, me das alegría, me das cariño, seguridad, y dejame decirte que haces magia cada vez que tenes la oportunidad.
No puedo expresar mi amor ni con una mirada, ni con una caricia. Te esmeras día a día por sacarme una sonrisa, por darme todo ese cariño que alguna vez me falto, y aunque no estas acá para llenar los vacíos que dejaron otras personas; estas para complementarme y yo estoy acá para complementarte. De eso se trata el amor. El complemento que hace unir cada parte de nosotros en uno.
Se que no soy perfecta, y se que vos tampoco lo sos; pero que mas da, vinimos a este mundo a SER, simplemente SER. Y hoy, quiero SER YO pero CON VOS; a mi lado, así sea un año, dos años, o toda la vida.
Quiero verte progresar, quiero ver que todos tus proyectos se cumplan y ojala este a tu lado para celebrarlos, porque el hecho de coincidir con vos en esta vida es algo por lo que viviré siempre agradecida… No me importa la distancia si tengo que hacer ese sacrificio para que el día de mañana vivamos una vida plena juntos.
Así que acordate que algún día, ya no habrán màs distancias!
El amor no entiende de tiempos, el amor es algo tan poderoso que escapa al control del tiempo, simplemente porque es algo que no se puede medir con nada. El amor no es tiempo, es sentimiento… NUNCA TE OLVIDES DE ESO!

Te amo. – Je t´aime. – Ti amo.- Eu te amo.

 

 

Morite de amor, cagón.

Antes de decir que no, pensá que algún día te vas a morir. Sí, te vas a morir.

Metete al mar, despeinate… que la sal te endurezca el pelo y la piel, que te despinte. Metete de día, de noche… que una ola gigante te lleve a pasear y la arena se te meta en los calzones. Que el “toples” sea por la fuerza del agua, menos sexy y más divertido. Cagate mucho de risa, enterrate en la arena, hacé un castillito… sí, estás peludo, pero las ganas de hacer un castillito no se van jamás.

Tirate en paracaídas que tenés más probabilidades de morirte entrando el auto a la cochera de tu casa, cruzando la avenida apurado para ir a laburar, o de un ataque al corazón post- estrés, post- chatarra, post- depresión. Acostate con tu perro y llenate la ropa de pelos, escuchá su corazón… ese sí que late por vos.

Juntate con tus amigos aunque no tengas un puto peso. Siempre hay un paquete de arroz por ahí, o unas criollitas. Juntate con ellos y meate de risa y si los ves con el celular, tiraselos por la cabeza. Putealos, que están ahí con vos… el resto puede esperar. Coman el asado, vayan a la montaña, ponganse en terlipes en el medio de la calle. Sólo para reír. La amistad sana y no hay antidepresivo que le toque los talones.

Viajá. Ahorrá y viajá. Quizás cuando termines de pagar la ropa que te estás comprando ya la hayas dejado de usar. Quizás cuando termines de pagarte tu casa se haya llevado la deuda… toda tu energía. Quizás cuando termines de pagarte el auto te hayas acostumbrado a caminar. Quizás cuando termines de pagar el microondas te des cuenta de que como calentar en el horno no hay. El somnier extra súper archi blah blah “King” puede esperar, mejor una garrafita para la montaña. Escuchame pendejx, viajá.

Viajá, viajá para enriquecer el alma. Conocé gente, culturas, idiomas. Viajá para ver y escuchar que el amor en todos lados tiene la misma lengua. Viajá, tirate al pasto. Vaciá cuarenta y cinco termos de “meta mate y charla” y que te quede la lengua verde de chupar la bombilla mientras guardás las fotos de ese paisaje en tu cabeza. Y si no hay guita, andate igual. Andate abajo de una planta. Tres frazadas, fideos blancos y nada más.

Escuchá, escuchá a tus viejos. Preguntales todo lo que no sabés, todo lo que pasó. Cuántas veces amaron y cuántas perdieron un amor. Preguntales que querían ser de grandes cuando eran chicos. Preguntales porqué carajos no lo hacen si están vivos. Hablá, hablá con ellos que te escuchan hasta en silencio. Deciles que los querés y metete el orgullo post-moderno liberal de “todo me chupa un huevo” en el culo. Porque ellos también se van a morir. Abrazalos como si fuera la última vez… que ni las velas de cumpleaños, ni las estrellas fugaces, ni las vaquitas de San Antonio tienen el poder de conceder la inmortalidad.

Decilo todo. Decilo, escribilo, transmití. Sacate la vergüenza de las venas. Decile que la querés, decile que lo amás. Metele un beso para que no se olvide más. Decile que te dormís y te levantás pensándolo/la. Decile, decile todo lo que se te cruce por el bocho. Sé asquerosamente romántico/a. Empachate. Dejá de hacerte el/la durx que todos bien sabemos lo que siente el otro. Así que… decilo. ¿Qué podés perder? Decile lo que te gusta, lo que te enloquece, lo que te excita.
Dejá de sobarle la espalda a la tristeza y abrazala, abrazala fuerte y que se vaya un tiempo para volver fresquita como una lechuga y así… la volves a abrazar.

Antes de tener hijos… sé un niño, sé un niño todo el tiempo que más puedas. Dormí, salí, reíte, comé chocolates y gomitas y reíte. Fulminá tu juventud… antes de envejecer. Y cuando te pongas viejo, contale a la generación entrante… qué significa cada una de tus arrugas. No les dejes tu cuerpo gris, dejales tus ganas de vivir. Dale viejo, dejalos que jueguen a la pelota en la siesta ¿Te acordás cuando jugabas a la pelota en la siesta? Dale, no llames a la policía. Comprate un paquete de bombitas y cuando te toquen el timbre mojalos también. Dale viejo, viejo las pelotas. Sí, viejas las pelotas pero sangre en el pecho. No fué hace tanto viejo, acordate y reíte con ellos… antes de decir que no.

Autora: Maru Leone

Inhaerens

Todo comienza cuando menos lo esperas, la felicidad e incluso la tristeza. El desapego emocional de dos personas predestinadas según ellas; para toda la vida. ¿y que es para toda la vida?

La vida empieza y acaba en cualquier momento, no pide permiso. Lo mismo pasa con las personas, unas llegan y otras se van.

Y ellos se conocieron así, sin más. Un día de copas, en uno de esos bares cutres de la ciudad.

Dos desconocidos con muchos intereses en común y que entre tragos y más tragos se despidieron del mundo cromático en el que estaban sumergidos.

Silencios llenos de ruido, y ruidos llenos de silencios. Quizás se besaron y ahí fue donde la magia aconteció (dicen que en las mejores sonrisas nacen los mejores besos) y que lindo es encontrar a alguien que te saque risas ilimitadas, sonrisas sin tapujos, sin miedo pero con mucha veracidad. Y sí, algunos tienen esa suerte, de encontrar una posible pieza de un puzzle medianamente armado pero que aún no puedes terminar de armar; y  sí nacimos completos pero acaso ¿no hay nada más lindo que alguien nos complemente? Yo creo que sí.

El amor es el amor, el amor es un concepto universal relativo de la afinidad entre seres; muchos son los poetas, cantantes o filósofos los que han llevado a cabo su propia definición del concepto que ahora nos ocupa. El amor es abstracto, todos somos capaces de amar, todos somos capaces de sentir.

Ellos dos sentían, aunque no querían pero hay cosas que no se controlan, y el amor aunque quieras ponerles mil barreras, mares o piedras es algo que no lo vas a poder parar, el amor en toda su expresión es invencible; tan invensible como cualquier persona,como cualquier situación y está en nosotros darnos cuenta de toda esa valentía que guardamos en nuestro interior.

Ellos se quisieron a su manera, con el tiempo…. El puto tiempo, que todo se lo lleva. Y el tiempo es el más jodido de todos, arrasa con lo que tenga por delante, no le importa nada ni nadie, ya sean personas, sentimientos, sueños, etc…. Simplemente se lo lleva TODO.

Y como se quisieron se separaron, ella ya no podia dar más, su amor era inconmensurable y él se conformó con lo que pudo, sabiendo que podía más. 

Pasó el tiempo y las cosas cambian, a veces para bien otras para mal. 

Ella se perdió asi misma, y él perdió personas… No sé que es más doloroso.

Errores y aciertos, verdades y mentiras. Somos humanos, ésa es la unica verdad absoluta.

Y hablemos de la inherencia cuyo concepto me parece algo sumamente interesante.. 

Iherente: procede del latín inhaerens, una conjugación del verbo inhaerere (“permanecer unido”). El concepto se utiliza para nombrar a aquello que, debido a sus condiciones naturales, resulta imposible separarlo de algo ya que está unido de una manera indivisible a eso.

En el amor, uno es inherente o existe en el otro (permanecer unido a uno mismo) … La Inherecia y su concepto de “permanecer unido” me lleva a pensar que cuando el amor es real, uno se siente identificado con el otro en cierta forma.

Y ellos estuvieron separados, siguieron con sus vidas, una llevó la vida a cuestas y la otra bueno… tenía la capacidad que no tenía la otra.

El amor es abstracto dijimos, hay muchas maneras de definir el amor. Pero algo es seguro, y es que vos sos amor, él es amor, y todos somos el amor. Saquemos provecho de ello, sigamos a nuestro corazón, abramos esa coraza, vivamos nuestra vida por nosotros, no porque los otros digan lo contrario. Seamos INHERENTES, permanezcanos unidos, con alguien, con vos mismo o con quien vos lo desees. 

Tocate el pecho, sentí tu corazón que es el único que habla por vos.

Ellos son cobardes, ella lucho, el se cayó y no se levanto. Basta de juzgar, estoy metida en un mundo donde todos opinan de alguien a quien no conocen a fondo y estoy hasta los cojones. BASTA. 

Hace lo que sientas, sé fuerte, mandame tu fuerza, la necesito. Yo pienso en vos, quiero verte feliz y yo sé que vos me queres ver feliz. Basta de decir que fue lo peor, basta de decir que odias a alguien, ya está. ¿Existe gente mala? No, no existe gente mala, existe gente que se encaminó por el lado contrario. Y si asi fuese quiero que creas en el karma, que todo vuelve sea bueno o malo, que tenes que ser vos siempre, que tengo que levantar la cabeza y dejar que la mente me controle y que los demás quieran controlarme. 

¿Si sufro? Si, sufro todos los días, porque no soy feliz, sufro porque creen que mi felicidad se basa en una persona que en su momento logró herirme. Y dejenme decirles una pareja no te hiere tanto como te puede llegar a herir tu propia familia. 

Voy a salir adelante, ellos van a salir adelante, a flote. Porque creo en el destino, y porque sé que el tiempo los volverá a unir porque el corazón habla;  ya te lo dije ¡el corazon exige!. Nosotros y nos meto a todos en la misma bolsa; TODOS pero TODOS exigimos amor.

Pero TODOS tenemos la capacidad de seguir adelante, confío en mí, y siempre seguiré confiando en vos.




Ideales

​Extraño tu cabello apabullado en mi cara mientras dormías. Extraño tu forma de caminar junto a mi, midiendo los pasos para ir al compás. Extraño tu sonrisa viendo tu serie favorita y extraño tus lagrimas de alegría y de tristeza en la mayoría de las películas. Extraño tu mano recorriendo mi espalda ayudándome a dormir. Extraño que abras la puerta y corras a darme un beso, momento que suponía la mejor parte de mi día. Extraño tomar tu pierna al manejar y disfrutar la música sin ningún pensamiento más que lo que siento por ti. Extraño verte a mi lado y sentir felicidad que nunca sería capaz de encontrar en otro lado.

 Amo la idea de lo que fuiste, pero no te amo a ti. 

Creí amarte. La idea de estar sin ti llegó a ser absurda, nos habíamos convertido en uno y nada podía separarnos, pero el tiempo se encargó de demostrar que incluso nuestro sentimiento de eternidad no podía ir más allá de unos cuantos meses. Respondimos a la incesante marea de chismes, problemas, celos y problemas personales. Nuestra perfecta burbuja reventó alejándonos y aunque en la caída intentamos tomarnos las manos, al final aterrizamos muy lejos del otro. Hoy, sin verte y sin escucharte, sólo quedan los recuerdos.
Un mensaje antes de dormir, un mensaje al despertar, un mensaje por las mañanas y un mensaje en mi tiempo libre. Hoy mi celular reposa sin alterarse por horas y yo me preguntó dónde estás, pero sé que son los celos y no la incertidumbre de extrañar a alguien a quien amas. 
“Extraño ser la persona que era cuando recibía un poco de atención y amor”
Sonrisas y magia, creí que era verdadero, pero así como el tiempo se encargó de separarnos, el tiempo me enseñó que puedo vivir sin ti. Extraño creer que era real y aunque el dolor de la soledad es mayor de lo que creía poder soportar, el alivio de quitarme la venda de los ojos es aún mayor. 
“Extraño pensar que eres lo mejor que me pudo pasar en la vida”
Sentir que todos los días había ganado la lotería por estar a tu lado. Nadie entendía lo que me pasaba por que nadie había sentido tal cantidad de amor, sin embargo tu ausencia pronostica un error en mis cálculos. Cuando tomé la decisión de que te vayas no sentí que perdí lo mejor que me pudo pasar en la vida, más bien fue un alivio. No lo sabía en ese momento y aunque lloré, me quité una carga de encima. 
“Extraño el contacto de tu piel con mi piel”
Pasé de añorar el desnudarte una vez más a olvidar incluso cómo eres físicamente.
“Extraño tu forma de entender el mundo”
Retándome e impulsándome como nadie lo había hecho. Extraño sentir que alguien me obligaba a ir siempre adelante, pero no extraño cuando me pusiste cadenas y me arrastraste contigo. A veces negamos lo malo por buscar mantener el recuerdo de algo que nunca fue. 
“Extraño que mi locura te deslumbrara”
Decías que había fuego en mi interior, que no habías conocido a alguien como yo. Aún no dejo atrás el pasado por completo y no puedo evitar extrañar el sorprenderte, pero después de tu partida descubrí que no necesito tu validación para comprender lo que soy.
“Extraño nuestra relación”

No la extraño. Extraño la idea de estar en una relación; de tomar una mano y besar unos labios; de gritar y reír con alguien, así como de llorar y confiar, pero si algo me ha enseñado esto es que incluso la ruptura más triste es sólo eso, un desamor que se olvidará. 
“Extraño las noches a tu lado”

Hay un espacio vacío en mi cama que me causó tanto dolor que a veces no podía dormir ahí. Sentí tu cuerpo tocarme tantas veces sólo para despertar y entender que no volverías. Lo acepto, hay noches más oscuras y días más fríos, pero poco a poco la marca de tu cuerpo en mi colchón desaparece y con ella mi recuerdo de ti. 
“Extraño la forma en la que me abrazabas”

No te extraño, no extraño tus brazos sobre mi, extraño la idea de tus brazos, extraño la idea de tus caricias y extraño la idea de ser parte de algo más. No hay nadie aquí, tú estás lejos y aunque esto sea como aprender a caminar de nuevo, existe la garantía de que pronto estaré corriendo sin pensar en ti.
“Extraño recordarte a cada instante”

Siempre quería verte, pero al darme cuenta que ya todo había acabado fue cuando más te anhelé, sin embargo hoy el recuerdo es distante. Ya no hay lagrimas, ya no hay vacío, simplemente una extraña y soportable rutina que pensé que nunca llegaría. Sí, incluso extraño sufrir por ti. 
“Extraño sentir amor por ti”

Pues no fue amor, creí que estaba había cruzado una puerta que nadie conocía, que por eso la gente no entendía nuestra relación o nuestras peleas, que el amor era una extraña montaña rusa de alegrías y depresiones. Hoy me encuentro feliz, hoy entiendo que no eras tú, que mi felicidad no depende de tu cercanía o tu aprobación. Te deseo lo mejor, pues no era amor y no es odio, hoy ya es indiferencia. 

Reconozco

Reconozco a un hijo de puta cuando lo veo… A mi no lograrás engañarme.

Sé muy bien que disfrutas matando sueños y robando ilusiones…

Sé que lastimaste a más de una diciéndoles… ¡Eres la única!

Sé que en tus labios nace el veneno y sé también que la culpa la llevas en los dedos.

Hasta tienes el semen podrido y una rata muerta en tu corazón marchito.

Ya no te escondas…ni te veas tanto frente al espejo, pues siempre verás lo mismo… 

Un hijo de puta no cambia tan sólo con desearlo desde adentro. 

Nadie (Claudia Almada)

Nadie me explicó

como 

usar el cuerpo

que es 

capaz

de doler

de amor

de desencanto.

Nadie sospechó

la hechura

del placer

del uso

de la torpeza

en los primeros

besos.

Y no

nadie dijo

que podía ser

madeja

Nadie explicó

como usar

este cuerpo 

de mujer

ninguna foto 

ningún padre

madre

aullido.

Me he mirado

en el espejo

hasta leerme

las entrañas

no hay instrucciones

de uso 

por ningún sitio.
Claudia Almada 

Estoy bien

ESCUCHAR haciendo click : Ludovico Einaudi

Los días fríos de un invierno que no deja de cesar, y la angustia que crece cada vez mas sintiéndote tan distante con el mundo, luchando todos los días con uno mismo, queriendo escapar como en un laberinto sin salida.
La tristeza, el insomnio, el dolor, la pesadez, el agotamiento y el vacío interno forman parte de un estado común en toda esta historia, cual ruleta rusa esperando que toque lo que tenga que tocar. Sentimientos al azar que se tornan desesperantes, insomnios que lo dicen todo en una cabeza llena de agobios dispuestos a resucitar.

Y pasan los días lentamente, como si la agonía estuviese fijada en cámara lenta, como si el dolor fuese la única opción. Quieren ayudarte pero no saben cómo, quieren ayudarte pero no comprenden. Porque es mas fácil estirar la mano sin saber, que estar en ésta posición. Que siempre hay cosas peores dicen… como si el dolor se controlara con lo poco y con lo mucho. EL DOLOR NO SE CONTROLA, SE HACE PARTE DE UNO.

Todos los días un poco menos, todos los días un poco mas.

Melancolía disfrazada de que todo esta bien, fingiendo todo el tiempo, a cada minuto, deseando que la vida pare por un rato. Que el corazón deje de doler, que el alma deje de gritar.
Insomnios que se apoderan de un cuerpo en reposo. Inmóvil sin poder hablar solo queda llorar. Sueños destruidos, recuerdos que ya no volverán, personas que nos dejaron muy pronto, momentos de felicidad, imaginación a doble filo causante de dolor y desesperación. Fantasmas a un lado, respiraciones que nunca son precisas y fríos que son simplemente suspiros.

Así eres, de un momento a otro sin previo aviso, caes en los vacíos de la depresión. Estás bien por unos minutos hasta que los recuerdos llegan y ahí es donde las lagrimas vuelven a aparecer… -No te preocupes, solo tengo sueño.-
Sonríes, sin importar cuan destrozado estés… el problema es que lo que ocultes por fuera, siempre te destruirá por dentro. Le dices a todos que sigan, que no se rindan, mientras tù, simplemente ya no puedes.
Ahogado en pensamientos negativos sin saber cómo y a dónde  huir, no sabes cómo es que se vive la vida y aunque hayas tratado de no meterte en problemas hace tiempo que vives una guerra exhaustiva con tu mente e imaginación. Te tocan de cerca esos días en el que sigues sin estar bien, pero tampoco te sientes triste… simplemente no sientes nada; nada te emociona y nada te disgusta, esa sensación de estar un poco muerto y un poco vivo, de sentirte solo pero sin tener la necesidad de que alguien este a tu lado, porque es preferible estar solo a que alguien mas te haga daño. Odias no poder controlar los sentimientos, quisieras borrar una por una cada herida… pero las heridas se cosen con las agujas del reloj.
Invierno gris que no deja de llover, el llanto de un día triste.

Te preguntas: ¿cómo será mirarse al espejo y sentirse bien con tu reflejo?
Quisieras poder levantarte por la mañana y no sentirte triste; no importa cuánto lo intentes, siempre vuelves a caer. Sientes mucho, aunque demuestres poco.
-MUCHO DOLOR PARA TAN POCA EDAD- Tu mente se encuentra en un proceso destructivo, como una bomba de tiempo, esperando el momento justo…
La muerte solo es el comienzo.

Y si te preguntas como estoy… estoy bien.